Aprende a elegir tu aceite de oliva

Vivimos en una era de mentiras y engaños. Aquellas personas que intentamos llevar un estilo de vida saludable con una alimentación natural (dentro de lo posible) lo tenemos cada vez más difícil para conseguir productos de calidad.

La principal razón es que la industria alimentaria quiere sacar la máxima rentabilidad sin preocuparse por las consecuencias que sus productos puedan tener sobre los consumidores, y también porque solemos escoger los productos más baratos para ahorrar (y mucha gente sólo se puede permitir los productos más económicos).

En este sentido, va cobrando más importancia la lectura del etiquetado de los productos. En este artículo te voy a hablar del aceite de oliva, un producto rico y sano muy consumido en España.

Todos los aceites no son iguales

Te habrás dado cuenta (o no) de que existen 3 “tipos” de aceite de oliva:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de oliva virgen
  • Aceite de oliva

Aunque de primeras te pueda parecer que son 3 variedades del mismo producto, pues no lo son. La industria se encarga de mantener bien viva esta confusión que nos lleva a pensar que todos los productos etiquetados como “aceite de oliva” son realmente lo que dicen ser.

Ante esta situación, ¿cómo elegir el mejor producto? Para contestar a esta pregunta debemos hablar del método de producción de cada uno de ellos.

Productos que sí puedes comprar

Aceite de oliva virgen extra

Así se llama el auténtico aceite de oliva, lo que podría ser zumo de oliva. Se obtiene únicamente mediante procedimientos mecánicos. Después de prensar las olivas, se crea una pasta que si es batida durante un tiempo a una temperatura inferior a 27 grados, termina separando la grasa líquida de la parte sólida.

Se filtra, y el aceite es analizado. Si su nivel de acidez es inferior a 0,8 grados y no tiene ningún defecto se considera aceite de oliva virgen extra. Se puede comercializar tal cual directamente.

Aceite de oliva virgen

El proceso de producción es exactamente el mismo que el virgen extra, pero en el análisis se detectan defectos o el nivel de acidez es un poco superior, entre 0,8 y 2 grados. Se clasifica entonces como aceite de oliva virgen, y también puede ser comercializado directamente.

Producto a evitar

Aceite de oliva

Hasta aquí todo va muy bien y tenemos productos naturales. Ahora viene lo gracioso. Cualquier aceite que no cumpla con las características mencionadas anteriormente no es apto para el consumo.

Pero como bien sabemos, la industria alimentaria es capaz de todo para llegar a crear un producto “apto para el consumo”. En este caso, mediante procesos químicos y/o térmicos consiguen hacer desaparecer todos los defectos del aceite, y de paso todo el sabor y el olor.

Con lo cual después de estos procesos lo que queda no es más que un aceite vegetal completamente neutro, al cual se le añade una cantidad de aceite de oliva virgen (alrededor de un 15%) para darle un poco de color y sabor a la mezcla.

Y adivina qué nombre se le pone a este aceite refinado insépido…pues justo, aceite de oliva (a secas)

Claves nutricionales

Los aceites de oliva virgen extra y virgen contienen vitamina E que no están presentes en el aceite de oliva refinado. Esta vitamina es un antioxidante con funciones beneficiosas para el sistema inmunitario y la producción de glóbulos rojos, entre otras.

Sin embargo, la presencia de ácido oléico es similar en las 3 formas, y no parece alterarse por los procesos químicos.

En el supermercado

Es muy fácil distinguir los 3 tipos de aceite de oliva. En España al menos, el etiquetado es muy claro y si nos tomamos el tiempo de leerlo no nos podemos equivocar en nuestra compra.

Pero si dudas, recuerda que los aceites de oliva virgen extra y virgen son fotosensibles, es decir que la luz altera sus propiedades. Y por esta razón, las botellas que los contienen suelen ser de color oscuro, lo cual no ocurre con el aceite de oliva refinado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s